Los principios que debes conocer de las pólizas de seguros

La póliza de seguros no es un dispositivo de seguridad nuevo; de hecho, se encuentra entre los primeros establecimientos comerciales conocidos.

La actividad aseguradora se ha ido desarrollando durante siglos por la búsqueda de seguridad ante cualquier tipo de imprevisto.

Esto ha permitido que la empresa de seguros se afine y se amplíe hasta lo que es hoy, una garantía clave en el funcionamiento de la industria y los negocios en todo el mundo. Por ello, sus principios están bien establecidos y aseguran su buen funcionamiento.

Principio de solidaridad humana

La actividad aseguradora se basa en el reparto de los daños entre una gran variedad de personas que se ven amenazadas por el mismo peligro y que son responsables colectivamente y solidariamente de él.

El pago de los costes de un seguro supone asegurar la protección de las personas y de la vivienda frente a los daños provocados por una situación concreta (por ejemplo, un accidente de tráfico) o por la aparición de una circunstancia determinada (por ejemplo, la llegada a la vejez).

La empresa aseguradora obtiene los costes de diferentes personas que se garantizan contra la misma situación; en consecuencia, cuando se produce una circunstancia prevista, todos los individuos que han pagado la prima contribuyen a la opción del problema del impactado.

La "eficiencia social" del seguro depende de:

La recaudación de primas: hace factible la constitución de cantidades esenciales de fondos que contribuyen a la generación de una amplia gama de un país.

Las indemnizaciones: permiten, en la medida de lo posible, recuperar el modo de vida que se tenía antes de sufrir un siniestro involuntario.

Indemnización

La liquidación de los gastos garantiza la recepción de una compensación (indemnización) en el momento en que se produce la ocasión contra la que el contrato de cobertura de seguro asegura frente a los atributos de dicho acuerdo. El seguro es, por tanto, una actividad indemnizadora

La función de la indemnización es devolver al asegurado a la circunstancia previa. En otras palabras, con la liquidación de una prima de seguro se compra una prenda, una prestación futura.

Esto indica que el seguro no es un producto material, sólo aparece cuando se produce el siniestro, sin embargo la garantía de indemnización existe constantemente, existe desde el día inicial en que la cobertura del seguro entra en presión.

Actividad de servicio

Cuando un particular paga los costes de una póliza de seguro, no obtiene nada de producto a cambio; lo que obtiene es una dedicación de solución futura para el momento en que se produzca el escenario desarrollado en el acuerdo. En consecuencia, la tarea del seguro es esencialmente una tarea de solución.

En consecuencia, el servicio de seguros recurre a otros numerosos servicios especializados como, por ejemplo, reparadores, médicos, abogados, peritos inmobiliarios, conductores, supervisores, etc.

Por ejemplo, una persona que contrata un seguro de salud obtendrá asistencia sanitaria cuando la necesite: un examen, un diagnóstico, una operación quirúrgica, etc.

O una persona que contrata un seguro de coche que incluye asistencia en viaje o protección de vehículo de sustitución, obtendrá estas soluciones si es necesario.

Actividad económica y también económica.

La actividad aseguradora es una tarea económica y también financiera:

La compañía de seguros obtiene los costes de los diferentes individuos que están garantizados frente a la misma situación; por ello, cuando se produce una situación prevista en el plan, todos los individuos que han pagado la prima contribuyen a solucionar el problema del individuo afectado.

Consigue una redistribución del capital, es decir, utiliza los recursos financieros creados por todos los garantizados en aquellas situaciones de necesidad individual.

Gasta sus fondos, bajo control legal, para obtener beneficios, aumentar las ventajas para los asegurados y tener una mayor solidez como empresa. Algunas de las dedicaciones del asegurador son duraderas (por ejemplo, para suministrar ingresos por jubilación), así como deberá realizar inversiones adecuadas para pagar la prestación en el futuro.

Es muy importante destacar que la compañía de seguros no puede limitarse a realizar inversiones financieras, sino que debe cumplir con una serie de requisitos legales para garantizar sus compromisos y, además, sus procedimientos son controlados por los organismos gubernamentales.

Publicar un comentario (0)
Artículo Anterior Artículo Siguiente