El futuro es hoy: hablemos del seguro por kilómetro

Como probablemente ya se haya dado cuenta, existe en el mercado una importante gama de alternativas de seguros para vehículos, básicamente personalizados y con estrategias que intentan cubrir las preferencias de la mayoría de los chóferes. Pero, satisfacer a todo el mundo es prácticamente imposible.

Sin embargo, últimamente hemos asistido a la aparición de un nuevo tipo de póliza de seguro, que intenta ser aún más personal y que también responde a un sector mucho más determinado (del que sin duda hablaremos más adelante), pero que, además, viene acompañado de una demanda creciente de transformación de los comportamientos de uso de nuestros vehículos y que no podíamos considerar precisamente adecuada. Sí, estamos hablando de una modalidad llamada seguro por kilómetro o seguro de pago por kilómetro.

México: un país con un problema de autos

Según un estudio realizado en 2012 por el Instituto para el Transporte así como el Plan de Crecimiento, las principales ciudades del país son las que tienen un mayor uso posible del automóvil debido a su alta concentración de automóviles. Sin embargo en contraste, el KVR (Camión Kilómetros Realizado un viaje) por cabeza, en localidades donde no hay muchos ciudadanos como Mexicali o Tijuana, era más bien comparable a ciudades como Nueva York o Las Vegas, lo que demostraba que México se movía en la dirección de patrones de uso insostenibles.

De ese tiempo a la fecha, varios puntos se han alterado en nuestro México, así como aunque realmente se han anunciado opciones alternativas de transporte en las grandes ciudades, como el reconocido Ecobici, el Metrobús o tal vez servicios exclusivos de renta de bicicletas y patinetas; lo cierto es que el uso del automóvil sigue expandiéndose a pasos agigantados, pues en 2019 así como de acuerdo con el INEGI, el número de automóviles que se distribuyen en nuestro bello país rebasó los ¡50 millones! de los cuales más de 5.5 millones circulan en la CDMX.

Este maravilloso impulso tiene su lado malo, no te vamos a mentir, sugiere una disminución en el estilo de vida en las ciudades; con altos precios de estrés por la aglutinación vehicular (en la que los habitantes de la CDMX pasan hasta 18 días al año), calles muy usadas y contaminación del aire que afecta la salud y el bienestar de los habitantes, no sólo por el smog, sino adicionalmente por el ruido.

Este año tampoco ayudó mucho a minimizar este escenario, ya que a raíz de la pandemia que nos ha hecho sufrir mucho, se ha optado adicionalmente por hacer uso del automóvil o de servicios de transporte privado con Apps, para evitar la posibilidad de contaminación en el transporte público.

Y también aunque se proponen esfuerzos para entidades como la CDMX, que pretende publicitar el uso de autos comunes, lo cierto es que el daño está hecho así como los efectos existen. Aquí algunos ejemplos:

1. En términos de bienestar, el 60% de la contaminación del aire se origina en los vehículos de gasolina, lo que influye en el ambiente y ciertamente en la calidad del aire que respiramos.

2. En el aspecto económico, las importaciones de combustible de otras naciones alcanzaron a principios de este año los 713 mil barriles diarios, lo que no es poco si tenemos en cuenta que se exportan al exterior algo más de 1.260 millones de barriles de petróleo. Además, de acuerdo con una investigación del Instituto Mexicano para la Competitividad, el gasto de tráfico para la nación representa una pérdida de 94 mil millones de pesos anuales, lo que se convierte justamente en una pérdida de ingresos para todos.

3. Si nos vamos al apartado de seguridad, los puntos tampoco son del todo positivos; de acuerdo con el INEGI, en 2019 hubo una cantidad total de 362,586 accidentes viales en la ciudad y zona conurbada de México.

Todo esto lo decepcionamos para alarmarte, te lo revelamos debido a que nuestro equipo cree que es claro para toda persona que aún tenemos mucho trabajo por hacer para mejorar el método en que nos entregamos en las ciudades.

Afortunadamente hay una parte de la población que se ha planteado fuertemente hacer uso de otros medios de transporte para su flexibilidad en el día a día, dejando para distancias más largas o para situaciones puramente necesarias el uso del automóvil, lo que en principio es excelente, hay iniciativa. Así como también como consecuencia de este espíritu de cambio y también para todos aquellos conductores de vehículos que no necesitan hacer un viaje de larga distancia en su coche, se creó la póliza de seguro por kilómetros, desarrollada para estabilizar sus patrones de uso con el coste que pagan por su póliza.

Parece excelente, así que ... ¿Qué es el seguro por kilómetro?

En palabras sencillas le informamos; es un tipo de seguro en el que su liquidación va de la mano de los kilómetros que recorre con su vehículo, lo que para algunas personas implica un ahorro esencial actualmente de contratar su plan. Y efectivamente, como hemos mencionado anteriormente, está hecho para conductores de vehículos que no utilizan su vehículo con una frecuencia exagerada o conducen semanalmente rangos extremadamente breves.

Este seguro de pago por kilómetro no está enfocado a personas que utilicen su automóvil a diario por motivos de trabajo u otros factores; para todos ellos existen las opciones que actualmente denominamos seguro típico.

¿Cómo funciona el seguro de pago por kilómetro?

Antes de comenzar, debemos decir que, aunque hablemos de los seguros por kilómetro en general, los ejemplos y también las descripciones que damos se basan principalmente en las ofertas que hay actualmente en el mercado mexicano.

Lo primero que debes hacer para apreciar una cobertura de seguro con estas características es claramente obtenerla. Cuando hayas hecho el acuerdo, la aseguradora te enviará un dispositivo que tendrás que poner en el puerto OBDII de tu coche y camión para que con esta conexión puedas contar los kilómetros recorridos por el cuentakilómetros de tu coche y camión (no te preocupes, la herramienta cuenta con un manual de uso y el proceso es bastante sencillo). Una vez hecho esto, sólo queda descargar la aplicación del proveedor de seguros y empezar a conducir.

En cuanto a la privacidad personal, no hay que preocuparse, ya que los datos recogidos sólo se utilizan para calcular la distancia recorrida y el importe a pagar a final de mes. Todo tranquilo, como ocurre con un teléfono móvil de pospago.

Recompensa por completo la conducción.

Con esto indicamos que la mayoría de los seguros por kilómetro te premian por conducir menos y por tener grandes hábitos de conducción, y también como hemos insistido firmemente, este tipo de seguros de coche son perfectos para aquellos que conducen como máximo 1.000 km en un mes. Así que para aquellos que no hacen tanto uso del automóvil, pueden obtener un ahorro de aproximadamente el 30% en su liquidación mensual en comparación con un seguro de automóvil estándar.

Seguro por kilómetros

Desarrollados para personas que no conducen muchos kilómetros, los distintos planes utilizan un gran equilibrio entre protección y ayuda para ofrecer al conductor justo lo que necesita por un buen coste. Así que, desde nuestro punto de vista, este es un problema que no debe estresarle en absoluto, la mayoría de ellos están hechos para ofrecerle tranquilidad.

Entre las coberturas de seguro más preferidas están:

  • Robo total para salvaguardar su coche contra los ladrones.
  • Ayuda en carretera para obtener asistencia siempre que la necesite en esas situaciones desagradables, como pérdida de terreno, fallo de la batería e incluso falta de anticongelante.
  • Daños a la propiedad residencial. Para que estés cubierto en caso de un percance que pueda dañar tu vehículo o el de otro conductor.

Innovación

Ya le informamos sobre el dispositivo que le permitirá medir los kilómetros que recorre con su coche, con la ayuda del puerto OBDII; le dijimos que ni su privacidad ni el ordenador de su camión se ven afectados, pero además hay un apartado más que los particulares del seguro por kilómetro pueden apreciar mucho: las aplicaciones.

Toda compañía de seguros debería darte una aplicación útil que se vincule a tu póliza y en la que puedas hacer todo tipo de gestiones e incluso consultar tus rutas. Las características que ciertamente consideraríamos adecuadas son:

Inspeccionar tus trayectos, rangos así como el grado de conducción.

Obtener información sobre su plan o la posibilidad de contactar con un agente.

Exigir la asistencia cubierta por su póliza en unos pocos clics.

Sólo nos queda señalar que sí, que debemos desarrollarnos para ajustarnos a las exigencias de nuestra atmósfera, conducir de forma responsable, promover opciones de transporte alternativas y también crear así como aprobar tecnologías modernas innovadoras. Al final, somos nosotros los que nos beneficiamos y también empezar con menos kilómetros recorridos en nuestro coche y también con opciones como el seguro por kilómetro que permiten ahorrar, es un gran punto de partida. ¿Qué opina usted?

Publicar un comentario (0)
Artículo Anterior Artículo Siguiente